Esta página ha sido traducida usando inteligencia artificial y aprendizaje automático.

Apple y Google han comenzado a probar su sistema de rastreo de contacto conjunto, que ayudará a las autoridades de salud pública a rastrear la propagación de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Las dos compañías están lanzando una versión temprana, y se llama Notificación de Exposición COVID-19 en iOS.

Más específicamente, están lanzando una API, un conjunto de bloques de construcción y herramientas, para un pequeño número de desarrolladores que están creando aplicaciones para organizaciones de salud pública. Esta API los ayudará a integrar la Notificación de exposición COVID-19 en sus aplicaciones, además de que podrán probarla durante las próximas semanas. Apple y Google planean lanzar la API de manera más amplia a partir de mediados de mayo.

Para ser claros, su Notificación de exposición COVID-19 es esencialmente un sistema de rastreo de contactos basado en el teléfono. Utiliza las señales Bluetooth de su teléfono, junto con tokens aleatorios, para buscar personas que se encuentren a pocos metros de usted. Su teléfono registra esos tokens, y si alguien que es COVID-19 positivo se ha cruzado en su camino, se le enviará una alerta a su teléfono sobre la posible exposición.

Los usuarios deberán optar por este sistema, y todo será anónimo. Hablamos sobre cómo funciona el sistema en esta guía.

Apple lanzó una versión beta de Xcode 11.5 y la tercera versión beta de iOS 13.5 el 29 de abril, que es lo que permite a los desarrolladores incorporar la API en sus aplicaciones. También proporciona a las autoridades de salud pública el código necesario para sus aplicaciones de salud. Google lanzó actualizaciones similares para desarrolladores de Android y autoridades de salud pública a través de Google Play Services y Android Developer Studio.

En los próximos meses, la Notificación de exposición COVID-19 también se integrará directamente en iOS y Android, eliminando la necesidad de usar aplicaciones de salud.