Pocket-lint es compatible con sus lectores. Cuando compra a través de enlaces en nuestro sitio, podemos ganar una comisión de afiliado. Aprende más

Esta página ha sido traducida usando inteligencia artificial y aprendizaje automático.

(Pocket-lint) - Arlo ha seguido a empresas como Nest y Ring al cambiar su política sobre autenticación de dos factores para su tecnología de hogar inteligente de una sugerencia a un requisito.

El cambio no se producirá de inmediato, pero estará disponible para fines de 2020, lo que dará a los usuarios de Arlo una buena cantidad de meses para adelantarse y configurar el sistema ellos mismos, lo que obviamente se recomienda en casi cualquier circunstancia independientemente.

En la práctica, eso significará la elección estándar entre una verificación de estilo de notificación automática o un mensaje de texto con un código cuando desee iniciar sesión en un nuevo dispositivo. Los códigos de respaldo enviados a su dirección de correo electrónico también estarán disponibles si los otros métodos fallan por alguna razón.

Tiempos ansiosos

Obviamente, este anuncio llega con una ola de malestar en torno a la seguridad de los dispositivos domésticos inteligentes, en particular cámaras como las que fabrica Arlo. Gran parte de esto se ha centrado en Ring, que se ha encontrado en el centro de varias controversias sobre sus protocolos de seguridad, el uso de datos y la asociación con las fuerzas policiales de EE. UU.

El propio Ring ya ha introducido la autenticación obligatoria de dos factores, al menos en parte en respuesta a las críticas que ha recibido, y con Arlo haciendo lo mismo, podría ser razonable concluir que el sistema se convertirá correctamente en el predeterminado en todo el mercado.

Después de todo, si bien es posible que no haga que sus dispositivos sean inexpugnables, la seguridad de dos factores hace que sea mucho más difícil acceder a ellos, lo que debería ser alentador cuando hablamos de cámaras literales dentro y alrededor de su hogar.

Escrito por Max Freeman-Mills. Edición por Adrian Willings.