Esta página ha sido traducida usando inteligencia artificial y aprendizaje automático.

Transport for London está haciendo planes para expandir su red de sensores respaldados por inteligencia artificial que monitorean a los usuarios de la carretera a fin de mejorar la forma en que las redes de carreteras de la Ciudad atienden al creciente número de personas en bicicleta.

Históricamente, los recuentos manuales de tráfico han sido la principal fuente de datos sobre cómo se utilizan las carreteras, pero en 2018 TFL trabajó con Vivacity Labs para instalar sensores en lugares concurridos dentro del corazón de la ciudad.

Vivacity Labs

Esa prueba resultó tan exitosa que ahora se están instalando 43 sensores más en 20 ubicaciones diferentes de la ciudad. Estos sensores monitorean el uso de la carretera y usan inteligencia artificial para detectar el tipo de usuarios de la carretera y qué modo de transporte están utilizando.

Estos sensores recopilan datos constantemente y utilizan inteligencia artificial para analizar el video capturado, ese video se elimina automáticamente en cuestión de segundos, por lo que la privacidad sigue siendo de suma importancia.

El sistema puede detectar y distinguir entre peatones, ciclistas y automovilistas y, por lo tanto, es extremadamente útil en la planificación de nuevas ciclovías en Londres.

Este nuevo plan de Transport for London es parte de la Estrategia de Transporte del Alcalde, que tiene como objetivo lograr que el 80 por ciento de las personas viajen a través de Londres a pie, en bicicleta o en transporte público para 2041.

Este plan no solo trata sobre la gestión de la congestión y la contaminación en la capital, sino que también ayuda a mejorar la salud pública y la seguridad vial. ¡En tu bicicleta!