Esta página ha sido traducida usando inteligencia artificial y aprendizaje automático.

Aparentemente, el gobierno del Reino Unido planea introducir un nuevo esquema de desguace diseñado para alentar a los usuarios de la carretera a intercambiar sus automóviles diesel y de gasolina y cambiarlos por vehículos eléctricos.

El esquema podría ver a los conductores recibir hasta £ 6,000 por sus vehículos antiguos, y podría ser clave tanto para cumplir con los objetivos ambientales como para resucitar la industria del motor, que se ha detenido casi por completo mientras se desarrolla la situación de salud nacional.

The Telegraph tiene la primicia e informa que Boris Johnson planea revelar la política en un discurso programado para el 6 de julio, junto con otras medidas destinadas a ayudar a que la economía británica se reinicie. Aparentemente se le unirá el Canciller, Rishi Sunak, para una declaración sobre la salud de la economía.

El Reino Unido ya tiene una subvención que descuenta el precio de muchos "autos enchufables" como los llama, hasta £ 3,000; no está claro cómo interactuaría este esquema de desguace con eso. Bajo la versión más optimista, es posible que pueda obtener ambos bonos para reclamar un total de £ 9,000, aunque es completamente posible que uno invalide al otro.

Dado que el Reino Unido ahora tiene el objetivo de prohibir la venta de cualquier nuevo automóvil de gasolina, diésel o híbrido para 2035, no obstante es bueno ver que es probable que haya un plan en proceso para eliminar algunos de los vehículos más antiguos en las carreteras, a favor de alternativas menos contaminantes.

Sin una confirmación oficial de la política en esta etapa, también quedará por ver qué detalles acompañan a su posible anuncio, en caso de que llegue.